Saltear al contenido principal
Me Reconcilié Con El Espejo

Me reconcilié con el espejo

La reconciliación con nuestro cuerpo y nuestra fisicalidad es una de los acontecimientos más relevantes en nuestra vida.

«No luzco como quiero; odio mis piernas; me da rabia los rollos en mi abdomen, que horribles estrías, soy demasiado alta o estoy muy chiquita, estoy demasiado flaca – estoy demasiado gorda, las caderas estás muy anchas – no tengo caderas». Estos y muchos más calificativos, viven todo el tiempo rodeando nuestros pensamientos y consumen mucho tiempo de nuestras vidas e inesperadamente de lo que nos acompaña.

El camino a las filas del Autoestima, la Autonomía, la Aceptación, está rodeados de paradigmas y diseños que hemos estructurado a lo largo de nuestras vidas. De los cuales radica principalmente la expectativa de ser alguien más… que mi propio YO.

“La Aceptación” es ese componente especial de nuestras vidas que reaparece para regalarnos la posibilidad de vivir una vida plena a partir de la Felicidad Propia y donde como resultado de trabajar en ello, disfrutarás de relaciones saludables, de las verdaderas amistades… De la Vida misma. Todo a partir del reconocimiento que mereces hacerte como SER HUMANO.

¿Cómo puedo comenzar mi proceso de Aceptación?

  1. Toma consciencia de todo lo positivo que eres y tienes | Cada aspecto físico que valoras, ¡Admíralo!. No importa que tan pequeño sea. Ejemplo: Me encanta mi cabello… Que pecas tan hermosas tengo…
  2. Soy mi propia perfección. Puedo y hago todo lo posible para ser una versión mejor de mi propio yo. | Yo soy mi punto de referencia, mi anhelo continuo, mi Principal motivo de mejora.
  3. Me amo y me respeto, sin juicios, culpas ni señalamientos. | Reconozco que todo lo que hice antes, fue parte de lo que debía vivir y aprender. Agradezco todo lo que pasó. He avanzado mucho y lo debo a mis experiencias previas.
  4. No los sé todo, hay otras piezas que forman parte de la verdad. Me doy la oportunidad de explorar lo que no había visto antes.
  5. Nutro mi Alma. ! Cuido mis pensamientos. | Conecto con mis emociones. | Amo mi Cuerpo y lo cuido.

¡Es tiempo de empezar y moverte!

Esta entrada tiene 2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba